Isabel Herrero no solo me ha ayudado a perder peso, me ha enseñado a comer y a tener una relación sana y equilibrada con la comida. Por supuesto, me ha aumentado la autoestima, me veo mucho mejor y más contenta en mi día a día. Estoy muy contenta con la experiencia, me he sentido apoyada y comprendida durante el proceso y esto es un plus añadido con el que no contaba.